En peru te ofrecemos las oprtunidad de  conocer la ciudad de Lima, una ciudad colonial con una belleza sin  igual, aqui se construjyeron los principales palacios y casa coloniales, que ahora en la actualidad tu puedes visitar junto a amigos y familiares.

Lima desarrolló en la Colonia un estilo arquitectónico tan parti­cular y personal que le ha dado características que no tienen nin­guna otra ciudad en el Continen­te.

El aporte de España, paten­te en portadas, balcones y venta­nas de fuerte y definida influen­cia morisca, se nutrió de algo del espíritu severo y austero de la arquitectura imperial y se avino a las influencias geográficas, al ambiente acogedor y benigno y al uso de materiales de construccion míe resistieron no vendava­les, tempestades o lluvias sino la traidora violencia de los terremo­tos.

El balcón cerrado, importado por gustos andaluces, toma carta de ciudadanía en Lima, adquiere personalidad propia y por más de tres siglos, pues sobrvive a la Colonia y se hace también repu­blicano, se convierte en ele­mento inseparable y caracterís­tico de la arquitectura limeña.

En el siglo XVI predomina el mudéjar, que luego comienza a ceder ante la aparición de otros estilos que le van dando caracte­res propios y hacia mediados del siglo XVIII el afrancesamento, que se intensifica con la presen­cia de Amat, rompe la tradición de los viejos balcones y los llena de medallones, molduras, volu­tas y de femeninas curvas.

Los muros interiores y exte­riores, así como el artesonado de madera, estaban pintados de muy vivos colores, azul añil, amarillo, verde o el famoso rosado tan característico que predominó en gran parte de las construcciones coloniales. Este gusto por los colores vivos se per­dió el siglo pasado, quizá por el afán de olvidar el pasado virrei­nal, pero olvidando que esos colores daban vida y luz a las casas y calles en los grises invier­nos limeños.

Las grandes ventanas rectan­gulares, originalmente cerradas con barras de madera torneada y más tarde con rejas de hierro o simplemente con barrotes, daban vista a la calle a las “venta­nas de reja”, o sea las habitacio­nes que quedaban a ambos lados del zaguán. Al principio se cons­truían al mismo nivel del muro y después sobresaliendo sobre la vereda para facilitar la visión.

La distribución de las antiguas casas coloniales es clásica y se le considera una herencia de Roma traída por España. Las habita­ciones a ambos lados del patio se construían si lo permitían las proporciones del terreno. Frente al zaguán, invariablemente, salvo raras excepciones, como en las casas de Aliaga o de Pilatos, estaba “el principal”, que com­prendía una amplia sala de reci­bo, los dormitorios y el comedor. Casi siempre, la casa colonial tiene un traspatio y en las man­siones importantes había dos o más patios interiores intercala­dos.

El patio principal y el traspatio o los patios interiores estaban unidos por un pasadizo lateral que recorre la casa en toda su extensión desde el patio hasta el interior.

Si deseas conocer la ciudad de lima, no dudes en contactarnos

Views: 399

Comment

You need to be a member of Tripatini to add comments!

Join Tripatini

Your Travel Pix

  • ADD PIX
  • SEE MORE

Groups

© 2022   Created by EnLinea Media.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Privacy Policy  |  Terms of Service